Centinelas del buen hacer



TACONES DESCEREBRADOS



 Queridos lectores, empiezo, ésta, para mí, importantísima página, con dos enlaces en los que podréis ver algunas cosas, que yo personalmente nunca haría.

Empezaré diciendo que soy un Dominante extremadamente cuidadoso en todo lo referente a la seguridad, tanto del sumiso como de la mía. Y en esta era cibernética en la que vivimos, deberíamos ser cuidadosos con lo que ponemos a ojos de personas inexpertas  fácilmente impresionables. Tenemos que darnos cuenta que las personas sin experiencia que ven vídeos o fotos por Internet, son esponjas que todo lo absorben, lo bueno, (poco por desgracia) pero sobre todo lo malo, como es el caso que nos ocupa hoy.




Trampling. Una técnica que bien realizada puede ser muy erótica para los que la practican, pero obviamente como en todo, hay que seguir una serie de reglas. Aquí os van las mas importantes que espero tengáis en cuenta.

Nunca uséis zapatos o botas que hayan pisado el suelo de la calle, Vuestro sumiso no tiene porque ser el felpudo en el que limpiar las suelas que han tocado Dios sabe que cosas.

Nunca uséis zapatos de tacón si estaís de pie por varios motivos. El sumiso no es, ni una superficie estable, ni dura. Es decir, podéis perder el equilibrio y herirle o podeís hincarle el tacón entre dos costillas, lo cual no creo que os haga disfrutar a ninguno de los dos. Los tacones sólo si vuestra sujeccion os deja o si estaís sentados.

Si el trampling lo vais a hacer estando de pie, tendréis que tener siempre dos puntos de sujeción para vuestras manos. Ya se que queda muy bien tener la correa atada al collar, pero si perdéis el equilibrio pensareis en no haceros daño vosotros mientras que el cuello del sumiso puede resultar gravemente lesionado. La correa y el collar están muy bien, pero cada cosa en su momento. Si queréis gozar de una sesión de trampling, ni el collar ni la correa pintan nada en escena.

Tened siempre mucho cuidado con el peso que ejerceréis sobre el sumiso. A más peso más probablidades de un posible daño físico si no se tienen en cuenta las normas de seguridad.

El esternón es un cartílago extremadamente frágil y obviamente es una de las zonas prohibidas del cuerpo. Si os dais cuenta, la “supuesta” dómina, (si, he escrito dómina con minúscula), pisa justo con el tacón el esternón del sumiso. Una burrada que el sumiso no debería permitir.

Otra parte prohibida del cuerpo son las ingles, primero porque en ellas están algunos de los ganglios linfáticos del cuerpo humano y se pueden inflamar fácilmente. Y segundo porque están peligrosamente cerca los testículos, parte a veces poco valorada por algunos sumisos.

Ahora tengo una pregunta. Os parece erótico, bonito, o algo parecido la forma en que le pisa la cara al sumiso y que para tocar el suelo hace peso con todo su cuerpo sobre ella? No verdad? Eso me parecía. Los pómulos son huesos y como tales pueden romperse bajo el peso. Y la piel puede lacerarse muy fácilmente.

Por cierto, un consejo que parece una tontería pero no lo es. Por favor, las sandalias sólo si estaís sentados. Para el trampling mejor algo cerrado para que la planta del pie no resbale.

Esta muy bien bailar salsa sobre un sumiso (si os lo permite) pero por favor, no perdáis el equilibrio, vale? Seguramente os lo agradecerá.

Es muy poco inteligente apoyarse en una pared donde a 10 centímetros de tus manos hay un espejo enorme. Si pierdes el equilibrio y te apoyas en él, éste se caerá llenando al sumiso de pequeños trozos de cristal que normalmente corta y los cortes sangran, y se llaman heridas por las cuales pueden entrar infecciones. Por favor…

El trampling también se puede hacer sin calzado, teniendo en cuenta las mismas consideraciones.

Y ya para terminar y no por ser menos importante, si hacéis un video y no se os ve la cara por discreción, lo cual me parece muy buena idea, que os hace creer que la del sumiso debe aparecer?  No me parece justo ni seguro, pero bueno, en los vídeos que habéis visto seguridad cero.

Cosas como las que acabamos de ver, deberían estar prohibidas. Ningún Dominante debería practicarlas y por supuesto, ningún sumiso debería permitirlas. No es ni SENSATO, ni SEGURO. El problema y el miedo, es que seguramente será consensuado y ese, realmente, es el problema. 
      
                                                                      CELTICSir